X-men First Class

Hoy tenía ganas de escribir acerca de un gusto personal. La franquicia de películas de X-men. Bueno, en general los X-men me han gustado mucho desde que los conocí, pero como la nueva película se estrena el próximo viernes 3 de Julio, y estoy muy emocionado porque se ve muy buena por lo menos en los avances, pues quiero hablar sobre las películas que han salido de los X-men.  

Soy fan de los comics desde que era chico, y cuando me enteré que habían hecho una película de los X-men, en el año 2000, pensé que me iba a decepcionar mucho. Quería ir a verla solo para ver qué era capaz de hacer el director con una historia muy fantástica: me llevé una gran sorpresa cuando al comienzo de la película vemos un campo de concentración en Polonia en la Segunda Guerra Mundial donde un muchacho desarrolla poderes invisibles que nadie puede explicar.  Vi que no solo contaban la historia de personajes fantásticos con poderes sobrehumanos, sino que incluían problemáticas reales con situaciones apegadas a la realidad y explicaciones razonables para los detalles del comic que los hacen parecer superhéroes (uso de uniformes, cascos, accesorios, et cetera). El desarrollo de los personajes con sus objetivos personales y sus personalidades dio como resultado una de las mejores películas de superhéroes que he visto. Explico: la trama de los X-men trata de la lucha por igualdad entre humanos normales y mutantes que supuestamente están un paso mas adelante en la evolución humana. Estos mutantes llamados homo superior nacen con un cambio genético que les da habilidades diversas como crear campos magnéticos a voluntad, leer y controlar mentes, controlar el clima, lanzar rayos de energía a través del cuerpo, cambiar de forma física, etc. En el universo de los X-men los humanos discriminan a los mutantes por parecerles peligrosos, diferentes o simplemente por miedo, lo que resulta que los mutantes se conviertan en una minoría luchando por sus derechos humanos. Hay grupos que buscan la igualdad entre mutantes y humanos (X-men), y otros que quieren imponerse por la fuerza para no ser tratados diferentes (Magneto, y su hermandad de mutantes), con el argumento que son ellos quienes están adelantados en la cadena evolutiva. Estos conflictos hacen referencia a los actuales problemas de discriminación a los homosexuales, y por la muy común discriminación racial (antes más marcada y agresiva).

Las primeras dos películas de X-men, dirigidas por Bryan Singer, son las mejores dentro de la franquicia. La trama de ambas se desenvuelve con pocos personajes (que facilita identificarlos y entender sus formas de actuar y de pensar) y con una situación creíble, e inteligente. Los antagonistas no son malos sin razón; sus justificaciones a veces pueden parecer razonables y hasta podemos llegar a estar de acuerdo con ellos. Los protagonistas no son correctos al 100% y es fácil identificarse con sus conflictos internos. Los diálogos por otro lados, también son excelentes, dejando al espectador reflexionar por sí solo y proponiendo decisiones que no caen en blanco o negro, sino matices de gris.

En X-men (2000) el conflicto se da entre el profesor Xavier, líder de los X-men, y su enemigo Magneto, líder de la hermandad de los mutantes. Ambos fueron amigos de jóvenes y sus diferentes ideales los llevaron a ser enemigos acérrimos. Magneto planea una forma de convertir en mutantes a los lideres de los países que se reúnen en una cumbre de las Naciones Unidas. Su intención es que los gobernantes internacionales sean mutantes y así legislen a favor de ellos. El plan tiene consecuencias muy negativas que se explican en la película.

En la secuela de X-men (X2, o X-men: United, 2003) la hermandad de los mutantes, piden ayuda a los X-men para atacar a un enemigo en común: un militar que pretende deshacerse de todos los mutantes del mundo obligando al profesor Xavier (el telépata más poderoso del mundo) a utilizar una maquina que amplifica su poder mutante y le permite asesinar a las personas con las que esté conectado telepáticamente. Esta trama difiere mucho de las situaciones tradicionales en las películas donde el bueno siempre es bueno y el malo siempre es malo. Aquí podemos ver como el antagonista no tiene intenciones tan erradas, sino que más bien son los métodos que usa lo que lo hacen un criminal. Y se ve también cómo los buenos tienen que pelear contra dos frentes, los mutantes que quieren imponer su superioridad, y los humanos que los detestan y quieren acabar con ellos.

Las dos películas son excelentes si se es indulgente con las obvias explicaciones fantásticas para la ambientación de la trama, como los poderes de los mutantes, la invención de maquinas absurdas y las inconsistencias sobre algunas habilidades sobrehumanas.

Después de esas dos películas, cambiaron de director, y el resultado fue la pésima tercera parte de la saga (X-men: The Last Stand, 2006), que a pesar de ser muy entretenida, llena de acción y efectos especiales, tiene una trama simple y pueril. Los personajes no concuerdan con lo que nos presentan en los primeros filmes y el desenlace es ridículo. Luego sacaron otra película (X-men Origins: Wolverine, 2009) que fue lo mismo que la tercera parte de la saga, con personajes muy sencillos, sin diálogos inteligentes y muy hollywoodense. Pero siempre tratando de apegarse a la línea de la historia original.

Ahora, vuelven con una cuarta película que intenta ser una precuela de las otras tres películas que hemos visto. Lo interesante es que todos los actores son distintos a los originales, pero varios personajes son los mismos. Vemos al profesor Xavier más joven, en los tiempos en los que conoció a Magneto y que se hicieron amigos. Se lleva a cabo en los años sesenta, en pleno apogeo de la guerra fría, y aunque hay muchas inconsistencias con las otras películas (las edades de algunos personajes no corresponden), se muestra una mucho mejor propuesta para explicar una historia y una trama que envuelve a los personajes respetando sus identidades y personalidades. 
En esta película veremos cómo se conocen Xavier y Magneto, cómo se hacen amigos y como se rompe su relación por tener ideas diferentes de cómo llevar a cabo los planes. Se verá a un Xavier más egoísta, menos noble, menos sabio que lo que conocemos por los otros filmes. Vamos a ver como Magneto cambia de un ideal más correcto a querer imponer su superioridad por la fuerza, teniendo conflictos con su amigo y aflorando la soberbia en su personalidad. Otro personaje que no aparece por primera vez (de los mejores personajes de la saga, para mí gusto) es Mystique (Mística). El personaje de Mystique es una especie de mujer con rasgos de reptil azul que tiene el poder de tomar la forma de cualquier persona y hablar como ellos también. Esto lo hace un personaje muy práctico para los planes de los mutantes malos. En esta película vamos a ver cómo tomó esa actitud vengativa y agresiva. Va a cambiar de ser una tímida adolescente a una manipuladora mujer con inteligencia para llevar a cabo sus planes. En la segunda película, X2, hay una parte donde un personaje le pregunta a Mystique ‘si puedes tomar cualquier forma, ¿por qué no te quedas siempre disfrazada para parecer normal?’ y su respuesta es ‘porque no deberíamos de tener que hacer eso’; claramente respondiendo que aparentar ser algo o alguien que no eres no es la solución al problema de ser aceptado o rechazado por la sociedad. Esta es una de los diálogos que más me gustan de las películas de X-men y que me hacen reflexionar, y en esta película al parecer hacen referencia a esa frase al poner a Mystique en una situación en la que ella desearía ser normal y parecer una persona como cualquier otra.

También es interesante que vamos a ver una película de X-men donde Wolverine (personaje central-aunque no el más importante- en todas las películas) no aparece. Esto es interesante porque Wolverine ha servido como personaje de referencia sobre el cual se guía las tramas de las peliculas; inclusive la última entrega de esta franquicia se trataba absolutamente de él.

 Eso es lo que espero de esta película que se estrena el próximo viernes. Personajes con personalidades con las que te puedes identificar, situaciones sin una solución definida o una decisión fácil de tomar. Diálogos inteligentes y desenlace atractivo. Ya escribiré lo que me pareció la película cuando la vaya a ver el próximo fin de semana.

Este es el trailer de X-men: First Class, y abajo hay más links para ver escenas de la pelicula.


"- Listen to me very carefully, my friend, killing will not bring you peace.
  - Peace was never an option."



http://youtu.be/B9bVb92mJ1A
http://youtu.be/n5zom_0WcFw
http://youtu.be/tNObWbgBVZs
http://youtu.be/AZyX1YwPIyU
http://youtu.be/-dRuwBwnmsU
http://youtu.be/YCnzhmHMWPM

2 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA, quiero decir que tenes mucha razon en todo lo que dijiste y sobretodo lo de la ultima entrega donde Charles y Eric(Magneto) deberian tener 17 años y no más como se aparenta. A mi tambien me encantan las de x-men, ojala salgan más entregas...

José María Hdz dijo...

Hola Anónimo, gracias por tu comentario. Sí, exactamente estaba pensando en eso que mencionas cuando escribí lo de las edades que no cuadran: Xavier menciona en la primera película de X-Men que conoció a Eric a los 17 años. Claramente no tienen 17 años en esta última película. Otra de las edades que no cuadraba es la de Mistique, pero eso sí lo explican.
Pues por suerte, para ti y para mí, sí van a hacer más películas de los X-Men, siguiendo la misma línea; o por lo menos eso es lo que se ha dicho después del gran éxito que tuvo.
Ojalá sigamos viendo películas de superheroes más parecidas a esta que a las otras dos anteriores.
Por lo pronto la segunda entrega de Wolverine (The Wolverine, 2013) ya está anunciada. Esperemos que salga bien.
Saludos.