La generación milenio y el pensamiento no lineal

En una conversación de sábado por la tarde alguien menciona el comentario que hizo un señor de 60 años acerca de  cómo las nuevas generaciones ya no ejercitan el pensamiento porque en la escuela ya no les enseñan a hacer operaciones 'a la anitgüita' con papel y lápiz y mentalmente; ahora solo usan la calculadora. Empieza el debate. 

Yo soy oponente fervoroso de pensar que la juventud es cada vez peor; que las nuevas generaciones ya no piensan y que los tiempos pasados fueron mejores; que los valores se perdieron o que ya a nadie le importan las tradiciones. Ejercitar la mente no es sinónimo de hacer cálculos matemáticos mentales, hay muchas otras maneras de ejercitar el pensamiento, y que los jóvenes utilicen la calculadora para hacer cualquier operación simple no les impide desarrollarse intelectualmente ya que hay muchísimas más cosas en qué pensar (tal vez antes la única manera de ejercitar la mente era haciendo cálculos matemáticos, pero ahora ya no es así) incluso para aprender a usar las calculadoras que se utilizan en los cursos universitarios se necesita tiempo; ya quisiera ver a alguno de esas personas que se quejan del uso de la calculadora hacer operaciones con esas herramientas tan sofisticadas. Y por otro lado, las calculadoras están en todos lados. Todo mundo tiene una calculadora  e incluso están en cualquier teléfono celular (esto es para responder a la pregunta ¿y qué va a pasar cuando no tengan una calculadora a la mano? la respuesta es, la van a encontrar). Hay muchos conocimientos que ya no son relevantes. Un amigo mio me contó lo que le contestó un profesor a una alumna que argumentaba contra el uso de la calculadora: ¿tu sabes hacer pan? Ella obviamente contestó que no; y ese era un ejemplo de cómo, hacer pan, ya no es relevante para la supervivencia porque hay alguien más que hace pan. Todo esto lo escribo para ejemplificar lo ridículo que es preocuparse porque alguien no haga las cosas como se hacían antes. Me parece un síntoma de vejez. Solo los seniles, o los reacios al cambio, piensan así. Yo tengo amigos de mi edad (tengo 30 años) que se asustan de la manera en que bailan los muchachos en los quince años. Me dan pena ajena esas personas. Se supone que los jóvenes (o no tan jóvenes) debemos de ser más tolerantes, más abiertos y más coherentes con nuestro ambiente. ¿Por qué asustarnos de lo que hacen quienes son más chicos que nosotros solo porque nosotros no nos atrevimos a hacerlo? 

Quienes nacimos en los ochentas y noventas pertenecemos a la llamada generación milenio. Una generación que vio nacer el Internet como herramienta cotidiana, para hacer tareas, para divertirse, para trabajar y para comunicarse. Somos los primeros en utilizar el Internet para estudiar, y sin embargo también nos tocó ir a bibliotecas a buscar información. Fuimos los primeros en utilizar celulares en las escuelas, pero no nacimos con celulares como juguetes; crecimos con los videojuegos y fuimos los primeros en estar conectados con personas de todo el mundo para jugar esos videojuegos. Una generación que empezó a ver el mundo de manera diferente; ya no queremos trabajar para tener dinero y vivir bien, sino que queremos vivir bien y aparte tener un trabajo que nos guste y nos haga sentirnos a gusto. No estamos casados con la idea del gran sacrificio y los años de largo trabajo y esfuerzo para poder disfrutar del retiro. 

Pero lo más importante de nuestra generación es que ya no tenemos un pensamiento lineal como lo tienen las generaciones pasadas. Sabemos que tenemos muchas opciones de cómo hacer las cosas; no nos conformamos con seguir pasos y metodologías. En esta época, como en ninguna otra, tenemos toda la información disponible en un aparato que cabe en los bolsos de nuestros pantalones.  Sabemos dónde encontrar lo que estamos buscando, a diferencia de las generaciones anteriores.

La generación milenio no escribe en la barra de google exactamente la pregunta para la cual quiere respuesta, sino que teclea palabras clave, incluso la palabra 'wikipedia' para obtener directamente esa fuente. Comienza a buscar en una fuente que después re-direcciona la búsqueda a otra página, con diferentes temas, y termina leyendo artículos que poco tienen que ver con su búsqueda original. Algo a lo que no están acostumbrados los pertenecientes a las generaciones anteriores, porque lo normal en su tiempo de desarrollo era buscar exactamente el tema que querían en una enciclopedia o en alguna publicación especializada. 

La generación milenio es la primera en utilizar el pensamiento no lineal en su vida diaria. Ya no tenemos barreras dentro de las cuales nos movemos. Tenemos diferentes grupos de amigos. Vamos con unos para cierto tipo de actividades y con otros para cosas diferentes. Nos identificamos por poder hacer tareas múltiples o multitasking como se dice popularmente en Internet. Somos más entusiastas; más pro activos. No dejamos que se nos controle con ideas dogmatizadas. Tal vez por eso chocamos con otras generaciones (aunque es obvio que las generaciones choquen entre sí; las ideas cambian y los humanos no sobresalimos por ser muy adeptos a aceptar ideas diferentes a las propias, yo creo que siempre ha sucedido eso). Por eso, una muy buena conclusión de la plática de aquel sábado fue: qué bueno que ustedes vivieron en su época, cuando todo era mejor; nosotros nos quedamos con la nuestra, déjenos disfrutarla.




6 comentarios:

Javier Palencia dijo...

Chema, muy interesante y cierto este tema que tocas el día de hoy, es sorprendente la cantidad de información que podemos encontrar ya simplemente teniendo un smarthphone, y es algo que las generaciones pasadas no entienden, y generalmente no comparten. Yo creo que lo que nos toca hacer (que pienso que NO hacemos) es tratar de enseñar, por que aunque es algo tedioso y muchas veces difícil (me consta) cuando se les enseña lo que puedes llegar a realizar con un aparato de este tipo, una computadora o una tablet, se sorprenden mucho y en caso de estar abiertos la comienzan a utilizar.
Muchos saludos y un abrazo!

Jesús Mendoza Moneta dijo...

Como siempre muy acertado tu artículo, mi estimado Chema. Y como casi siempre, coincido en todo lo básico. En esta ocasión especialmente quiero dejarte un comentario, ya que creo que mi visión, la de alguien que cumplirá 60 en este año, puede ofrecer otro ángulo.

Así como tienes algunos amigos de tu edad que creen que todos los cambios empeoran las cosas y terminarán por destruir todo lo que su generación ha disfrutado o ha obtenido, también algunos de mi generación opinamos que todo cambio es crecimiento y tenemos plena confianza en el futuro de nuestra especie, gracias a que estamos seguros de que las nuevas generaciones lo hacen cada vez mejor que nosotros. Creo que es la ley de la vida. Esos treintañeros que hoy se quejan, serán los mismos que a los 60 años estarán amargados, estancados y rebasados por la tecnología y el empuje de los nuevos. Así ha sido por generaciones y generaciones.

Sabes que soy un apasionado por las citas interesantes. Pues creo que tengo una que viene al caso. Seguramente es la más antigua de las que he conservado, ya que fue encontrada labrada en piedra en caldeo, y se cree que data del año 2000 A.C. Traducida, dice así:

"Nuestra juventud es decadente e indisciplinada. Los hijos no respetan ni escuchan ya los consejos de sus mayores. El fin de los tiempos está cerca.”

Salud...

José María Hdz dijo...

Tio, no sabes cuanto me gusta que la gente escriba en mi blog (por eso a veces copio tu comentario del facebook y lo pego aqui, ja!). Me gusta mucho tu comentario por varias razones:
1) CASI siempre coincides conmigo: qué bueno que no es siempre, si no, qué aburrido. Y cuando no coincidas, házmelo saber por favor. Eres de los lectores que me aporta mucho al blog.
2) Tú al igual que mi papá eres miembro honorífico de la generación milenio. Mi papá fue el que me contó de su amigo que hizo el comentario de los jóvenes y las calculadoras, y mi papá fue quien lo contradijo retándolo a que se pusiera a dibujar un plano en la computadora (el otro señor también es arquitecto y se quejaba de que los muchachos ya no dibujan en restiradores).
3) Estoy totalmente de acuerdo contigo: hay personas que tienen mentalidad cerrada, a todas las edades. Tengo que admitir que yo creo que entre más avanzada la edad, mas reacios al cambio; sin embargo estoy de acuerdo en que a los 30 años se puede ser tan cerrado como a los 60, y que hay gente de 90 años que esta dispuesta a escuchar a quien sea con tal de ampliar más su criterio.
4) Tu cita me fascinó. Excelente epílogo para mi entrada, gracias por esa aportación tan atinada.

Muchas gracias por comentar tio. Te mando un abrazo.

José María Hdz dijo...

Palencia, tienes toda la razón, debemos de hacer un esfuerzo por tratar de enseñarle a los grandes como usar la tecnología. Yo detesto mi egoísmo de no querer enseñarle a mi mamá a usar la computadora o su telefono o incluso la televisión (con eso del sky y el blu ray) porque me desespera explicar mil veces lo que se debe hacer. Debería de ser más paciente, y de verdad que trato, pero es un defecto grandísimo mío. Un poco se me olvida que yo crecí con estas cosas y que hubo muchas otras que me tuvieron que enseñar con la misma o más paciencia.
Mi papá se resistió a aprender a usar la lap top por mucho tiempo. Cuando por fin lo convencimos de que la usara, se volvió fan de wikipedia; incluso van dos veces que dona dinero a ese sitio de tanto que le gusta leer la información ahi.
Un poco tambien, sin justificar, es culpa de los mayores, que quieren que les busques la información y se excusan en 'yo no sé usar eso' o 'no son cosas para mi, son para gente joven', cuando en realidad es pereza lo que los detiene; pereza de hacer las cosas y pereza de aprender cosas nuevas.

Muchísimas gracias por comentar. Saludos compadre.

arturo villarreal dijo...

Chema, muy buen blog, realmente coincido que la vida va cambiando y el que quiera crecer tiene que aprender e innovar para adaptarse y si no se quedará atrás y estancado.
También no veo malo que otras generaciones opinen, no tiene nada de malo mientras no impongan la manera de hacer las cosas y no estén repelando, simplemente como opinión ya que una mezcla de las cosas buenas e innovadoras que están haciendo las nuevas generaciones con consejos de un "viejo" que ya vivió muchas experiencias son muy valiosas y pueden enriquecernos para utilizar esto nuevo al máximo y respetar sus puntos de vista.
Yo si veo que no todo lo nuevo que está pasando con los Milenials es positivo, en mi punto de vista no se debe llevar a un extremo las nuevas prácticas, como lo que comentas del pan y la calculadora, entiendo que hay cosas que no hay problema que los milenials no sepan por que las computadoras lo hacen por ti, pero si se descuidan las cosas esenciales como la convivencia entre las personas, la familia, el saber cocinarte tu comida, al rato existirán computadoras que hablen por nosotros y digan lo que piensas y esto más las redes sociales si pienso que pueda pasar lo de la frase que dice mi tío;

"Nuestra juventud es decadente e indisciplinada. Los hijos no respetan ni escuchan ya los consejos de sus mayores. El fin de los tiempos está cerca.”

La gente no podrá convivir con gente y solo conviviremos con computadoras y es el extremo al que me refiero que no podemos llegar.

Se tiene un poder y un acceso muy grande y fuerte a toda esta innovación y tecnología y se tiene que escuchar a los viejos para poder canalizarlo por el buen camino.

Saludos y felicidades

José María Hdz dijo...

Illa, gracias por comentar. Ya me había tardado mucho en contestarte, pero es que tu comentario requería necesariamente dedicarle tiempo. Mira, esto es lo que yo pienso: que la gente pueda dar su opinión no está en duda, cada quien tiene su punto de vista y es muy válido, pero el problema con los comentarios negativos no es que nos afecte a nosotros, sino que yo creo que les afecta a ellos. Me explico: pienso que el estar siempre creyendo que el pasado fue mejor no te ayuda a ver más allá y te encierra en tus propios prejuicios y paradigmas. La vdd es que toda esa gente que piensa que el pasado fue mejor solo porque son reacios al cambio, pues me dan lástima, no me afecta en nada y cada quien su vida, no les voy a decir yo que cambien, simplemente me dan lástima.
Ahora con todo lo de la tecnología, que es algo para lo que mucha gente no esta preparada (por ejemplo el cyber-bullying, gente queriendo hacer menos a otros por pensar de una manera u otra) pues es un problema que llega con una ventaja que es estar todos comunicados en todo momento. Es algo parecido con los chats del 'blackberry' y el whatsapp: sí, hay una desventaja que es la adicción a esos chats, pero no es malo per se, y aparte siempre hay gente consciente que trata de contrarrestar las consecuencias negativas de la tecnología; pero eso siempre ha pasado, en los tiempos de nuestros abuelos, ya sucedía eso, no es justo decir que otros tiempos fueron mejores, cada generación tiene que lidiar con sus problemas, pero los milenials, aparte de lidiar con los problemas de su generación, tienen muchas ventajas que otros no tuvieron.
Esa cita que nos comparte mi tio, pues es una 'prueba' de que la juventud no es mla ay más bien los viejos siempre, desde hace miles de años, han creído que el fin está cerca porque los jóvenes no son conscientes de sus actos. Sinceramente o no creo que llegue el día en que se pierda la civilización por culpa de los jóvenes. Si llega ese momento va a ser por culpa de los viejos que se creen dueños del mundo y harán lo que sea por imponer sus intereses.

Saludos illa