Los "peor es nada" o los "yo no sé mañana"

Me estoy dando cuenta que, a mi edad, hay mucha gente que cae en dos tipos de relaciones: la primera cae en los “peor es nada”. Este tipo de personas están desesperadas por conseguir una relación estable, y escogen superfluamente a alguien que no los hace felices, pero ante la sociedad los hacen ver bien. Se conforman con lo que sea por no estar solos; piensa que peor es nada. No siempre los “peor es nada” son feos, o tontos, o gordos; a veces son solo personas que no pueden mantener una relación estable y  piensan que se les está acabando el tiempo. Otros llevan tanto tiempo en la relación, que les da flojera dejarla y tener que empezar una nueva, como si se tuviera la obligación estar en una relación. Estas personas me he dado cuenta que o no tienen mucha autoestima y necesitan la validación de sus conocidos y amigos, o no creen que puedan encontrar algo mejor porque simplemente nunca han conocido una buena relación de pareja. 

Los "peor es nada” normalmente saben que están en una mala situación; se consuelan a sí mismos con lo que otra gente les dice y se inventan motivos para continuar con la persona. Usan Facebook para engañar a los demás; necesitan que su “peor es nada” por lo menos cumpla su propósito: simular una vida normal. Y por normal me refiero a la vida que la sociedad espera que tengas, y que te criticará hasta el cansancio si escoges algo diferente. Quienes llevan una relación “peor es nada” soportan humillación, pleitos constantes, aburrimientos y hartazgos. Lo que no entiendo es ¿por qué soportan eso todos los días dentro de su casa y no soportan lo que les dice la sociedad fuera? Entiendo que es cansado escuchar criticas constantes de personas que no te importan y no les importas, pero estoy seguro que es más el tiempo que pasas con tu pareja, que con ese tipo de personas insoportables. 

Por el otro lado están los “yo no sé mañana”. El termino viene de la canción de Luis Enrique que lleva ese título. Este tipo de personas ya superó los complejos que fácilmente nacen de vivir en una sociedad tan conservadora y mojigata como la nuestra. Tal vez nunca tuvieron esos complejos. El punto es que este tipo de personas no está preocupado por cómo se ven ante los demás, solo les importa si disfrutan estar con la compañía de su pareja o no. Normalmente buscan una relación relajada, sin muchos candados o compromisos que los abrumen. Buscan la libertad que ya tenían estando solos. Y es por esa razón que pueden llegar a tener muchas relaciones en poco tiempo, o muy pocas relaciones. No están buscando alguien con quien estar. Sin embargo, cuando encuentran a una persona interesante, son propensos a preferirla. La clave que buscan es tener libertad de irse cuando quieran, aunque no quieran. 

Las personas que llevan una relación de "yo no sé mañana” no están exentos  a fracasar en la relación, pero ciertamente los desenlaces son menos dolorosos y menos violentos. Saben que quieren estar con su pareja hoy, pero no saben mañana. Son más egoístas. Y les puede costar mucho dar el paso de comprometerse. Pero si la relación mejora, son más capaces de disfrutar su vida en pareja porque no están preocupados por seguir lineamientos que no desean seguir. Toman lo que les gusta; establecen acuerdos mutuamente. 

Conozco personas en ambas situaciones. Personalmente jamás voy a preferir una relación de "peor es nada”. No creo sinceramente que ‘nada’ sea peor que estar con alguien que no te interesa. Y aunque me molesta mucho escuchar criticas absurdas por no ser ‘normal’, nunca voy a cambiar la comodidad de ser yo mismo, a la molesta actuación por complacer a los demás. En mi vida primero voy yo. Y lo peor de todo: la sociedad siempre te va a criticar, hagas lo que hagas, por lo tanto es preferible por lo menos disfrutar la vida de uno; al menos no puedes culpar a nadie por tu situación. 


Al final es una elección, preferir soportar el señalamiento de la sociedad, o vivir en una ilusión que no te deja contento, pero te muestra presentable ante los demás. Tiene mucho que ver con cuánto te importa lo que piensan los demás de ti. Y aunque me cuesta un poco admitirlo, no creo que ninguna de las dos sea buena o mala, ni una mejor que la otra. Al final en ambas tienes una parte de satisfacción y en las dos tienes que soportar la incomodidad de tu decisión.  

2 comentarios:

Quetzalli Gonzalez dijo...

Como dices, no hay ni peor ni mejor, para mí la falta de compromiso, en general es malo, en cualquier aspecto de tu vida. Ambos lados son egoístas, pues uno de los dos, normalmente si queda enamorado...

José María Hdz dijo...

Es correcto, ambas situaciones tienen su egoísmo implícito. El compromiso, sin embargo, es subjetivo, y lo más importante, no hay manera de comprobarlo físicamente. Es algo muy personal, solo se puede sentir por uno mismo, solo se puede comprobar con hechos, y solo se puede confiar o no confiar en que la otra persona, pero el compromiso como el amor, no hay manera de ponerlo en papel.