El cuento en el cuento



Una de las habilidades que más admiro del famoso escritor Stephen King es la facilidad con la que te cuenta historias cortas que te dejan interesado en detalles simples. No es fácil contar historias que entretengan a la gente. Menos fácil es contar cuentos que, con tan pocos personajes y tan pocos eventos, logres que el lector entienda lo que sucede y el trasfondo y aparte se identifique con las situaciones o las personalidades que le muestran. 

En todos los libros de Stephen King que he leído, incluye pequeñas historias que te muestran alguna detalle de los personajes que hacen que los conozcas más. Ya sea como algún recuerdo u anécdota, o simplemente un hecho paralelo a la historia principal que descubre alguna capa del personaje y lo hace más humano, y lo acerca más a nosotros. 

En este aspecto no hay narración de este autor que me asombre más que The Body, novela corta incluida en el libro Different Seasons del año 1982. Este relato es muy corto comparado con otros libros de Stephen King que los triplican o cuadruplican en longitud. En él nos cuenta la historia de un escritor que cuenta sus remembranzas de cuando era chico; él y sus tres amigos deciden embarcarse en una aventura: ir ver el cuerpo de un niño del pueblo que había desaparecido. Estos niños que son casi adolescentes ya, atraviesan una serie de eventos que cambian al protagonista y lo llevan a enamorarse de su vocación: ser escritor. El autor nos lleva recorriendo las personalidades de los cuatro muchachos, contándonos de sus familias, sus historias de fondo, y explicando con eventos cómo es la amistad de estos cuatro personajes, mientras nos lleva del punto A al punto B en una linea que es el camino hasta el lugar donde está este niño muerto para después explicar el desenlace de lo que sucedió con cada uno. Todo esto en solo 250 páginas. Pero no es la brevedad de la historia siendo tan compleja lo que me llama la atención, lo que más me asombra es que dentro de esta novela corta el autor incluye dos cuentos independientes del relato principal e independientes entre sí. O sea que dentro de las 250 paginas hay otros dos relatos de entre 12 y 17 paginas cada uno que desarrollan eventos y personajes nuevos. Y aun más impresionante, estos relatos son entretenidos y roban tu atención en las breves paginas que abarcan. 

Es un reto importante lograr incluir dos relatos dentro de una narración compleja que haga más rica la historia y que aumente la profundidad del personaje principal. Es una de las razones por las que admiro tanto a Stephen King, y una cualidad que daría lo que fuera por tener; porque contar historias es una manera muy interesante de exponer nuestras ideas, nuestras pasiones, nuestras frustraciones, nuestras derrotas y nuestras aspiraciones. Poder hacerlo con tan pocas paginas es un don. 


La novela corta The Body es uno de mis cuentos favoritos. Esta lleno de aventuras de amistad que se pueden analizar en varios niveles. Lo recomiendo mucho hoy que se cumplen 31 años de que se estrenó la versión cinematográfica de este relato con la película Stand by Me, dirigida por Rob Reiner. Como pasa mucho, no es mejor que el libro, pero también es recomendable. Y una de las diferencias contra la versión escrita es que en el cine quitaron uno de los relatos independientes, supongo que para acortar la duración. 




3 comentarios:

Quetzalli Gonzalez dijo...

Cualquiera de Stephen king! Es tan bueno que leí misery en francés con mi poco saber del idioma, y lo disfrute al máximo!

José María Hdz dijo...

Si, la verdad es que son muy buenos sus libros. Yo leí The Shining, es tan bueno escribiendo que me daba demasiado miedo y tuve pesadillas con ese libro.

Quetzalli Gonzalez dijo...

Lo tengo, pero no lo he empezado!!! También tengo carrie... están en la lista de "por leer".