Legalidad vs ilegalidad


Hoy quería escribir una entrada acerca del 20° aniversario de la caída del muro de Berlín. Pero, como no sabía qué decir exactamente y como estuve viendo las noticias, pues quise mejor comentar acerca de lo que dijo el presidente Felipe Calderón aquí en Monterrey con respecto a los grupos de limpieza que el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, ha sugerido implementar.
Para los que no sepan aquí les dejo una liga para que lean lo que sucedió al respecto.

Yo siempre he estado a favor de que todo lo que se tenga que hacer en mi país se haga conforme a la ley. Estoy 100% en contra de la piratería y de las mordidas a los tránsitos y a la policía. Creo que la corrupción crea más corrupción. Pero en este caso tengo que diferir con mis propias convicciones. Tengo que reconocer que el alcalde de San Pedro, a pesar de que no me cae bien porque es un (disculpen la palabra) mamón, está haciendo lo que yo creo que todos los gobernantes en México deberían hacer. Está atacando la delincuencia de frente y sin treguas. El presidente Calderón inició una guerra de frente contra el narcotráfico. Utilizó al ejército mexicano, que es la institución con mayor nivel de confianza y con mejor reputación en México. Ahora llega Mauricio Fernández y en su primer discurso como alcalde anuncia que ejecutaron a unos secuestradores que lo habían amenazado a él. Advierte que no va a tolerar a los delincuentes en el municipio de San Pedro y les deja el mensaje de que, si no se van, se van a atener a las consecuencias.

A pesar de que no creo que sea la manera correcta ni de hablar, ni de llevar a cabo este tipo de asuntos, reconozco que estoy agradecido de que tome estas medidas. En todo México hubo reacciones, muchos a favor, muchos en contra. Yo, como residente de San Pedro, estoy totalmente a favor de que a este tipo de criminales no se les debe de tratar con menos rigor que con el que ellos tratan a los ciudadanos.

Los gobernadores de Nuevo León y de Michoacán, Rodrigo Medina y Leonel Godoy, han dicho que no se debe actuar al margen de la ley; que todo lo que se realice para combatir la delincuencia tiene que hacerse con la ley en la mano. El presidente Calderón dijo aquí en Monterrey que la ley se debe hacer cumplir solo por la vía de la ley misma. Yo les pregunto ¿por qué solo cuando se trata de dar discursos defienden la ley? ¿Ahora van a decir que son muy honestos? ¿Ahora van a negar que se han brincado la ley cuantas veces han querido para lograr lo que quieren? ¿Por qué no defienden eso mismo que dicen cuando se trata de no robarse dinero, cuando se trata de defender la economía del país, cuando se trata de comprar votos para las elecciones? Todos sabemos lo corruptos que son en todos esos aspectos; Rodrigo Medina todavía se salva un poco porque acaba de empezar como gobernador (pero en las elecciones todos supimos lo que Nati, el ex-gobernador, hizo para que ganara la gubernatura), pero Leonel Godoy no sé con qué cara sale a decir que hay que actuar conforme a la ley. Él de legalidad no sabe nada. Ahora resulta que son muy santos ellos y eso de actuar fuera de la ley les causa espanto.

Yo estoy de acuerdo con que se actúe fuera de la ley si, y solo si, es para acabar con los criminales. No estamos hablando del muchacho que se roba chicles en la tiendita, ni de el policía que acepta 100 pesos para que no te ponga la multa (que como quiera todos ellos deben ser detenidos y pagar una condena), estamos hablando de asesinos, de secuestradores que torturan a las víctimas y a sus familias psicológicamente. Estamos hablando de narcotraficantes que asesinan sin el menor remordimiento, de delincuentes que no tienen límites, y que van a extorsionar y amenazar a cualquiera con tal de seguir delinquiendo. Para ellos no hay ley que los frene, no hay escrúpulos que los limiten. Lo que quiero decir es que estamos en una situación extrema. Ya no estamos hablando de la delincuencia común y corriente. En México estamos en guerra. Y si esto que está haciendo el alcalde Mauricio Fernández, es lo único que va a detener la violencia y evitar que la delincuencia se apodere del país, entonces que se haga. Si los mismos políticos están metidos en el narcotráfico (solo lean un poco acerca del gobernador Leonel Godoy y su medio hermano) ¿cómo quieren los políticos que la ciudadanía no defienda estos actos cuando vemos que jueces liberan a delincuentes evidentemente culpables? ¿En manos de quién estamos? Mauricio Fernández es el segundo (después del presidente Calderón) que en verdad está haciendo algo para acabar con el verdadero problema en nuestro país.

Yo no estoy a favor de la pena de muerte. En nuestro país, con la calidad de justicia que se tiene, no es factible aplicar esto. Pero estas personas que fueron ejecutadas, para mí no pueden ser catalogadas como seres humanos. Tampoco creo que pudieran ser rehabilitadas en una cárcel.
Como dije al principio, estoy contradiciendo todos los principios que tenía desde chico, pero creo que no me equivoco al apoyar los "grupos de limpieza". Mientras sea solo para deshacernos de los que gobiernan el país con el terror.

5 comentarios:

Fernando del Bosque y Troncoso dijo...

Chema pa alcalde!!
Jaja me gusto tu franqueza y el ángulo de análisis. Excelente Blog!

ya somos 2 dijo...

Me encantó este tema!

Estoy de acuerdo con tu punto de vista y adicional a ello opino que no se pueden combatir los mismos problemas con los mismos métodos ya utilizados, es por eso que si la propuesta de Mauricio es la que dará resultados, entonces, adelante.

José María Hdz dijo...

¡Hey, gracias por escribir, Fernando y mmm ¿anónimo?! Yo pensaba que los pocos comentarios que recibiera iban a ser puntos de vista más conservadores y metiendo más polémica. Al parecer ya estamos muy hartos de esto. Ojalá hubiera otra manera de pelear contra etse problema, yo sinceramente no creo que haya otra forma. Esos delincuentes en nuestro país no tienen remedio. Saludos.

cy dijo...

¿Combatir la delincuencia con delincuencia? Ése sería el primer planteamiento desde el punto de vista ético a discutirse. Pero aunque nos quedemos en el dilema ético (el cual es inagotable) en la práctica si de ponerse al tú por tú con los delincuentes se trata no veo otra manera de poder combatirlos que usando su lenguaje: el de la violencia misma.

Por cierto grax por pasearte por mis lares, me gustó tu blogspot; me daré mis vueltas por acá =)

José María Hdz dijo...

hola cy, gracias por pasar a mi blog y comentar. tienes razón, es un tema a discutir. pensé mucho antes de escribir este post. pero asi como tu lo meniconas yo propongo reflexionar en esto: "combatir delincuencia con delincuencia" si nuestra contitución dijera que es legal combartir a los asesinos asesinandolos, no sería eso de "combarit delincuencia con delincuencia". la delincuencia la establecemos nosotros mismos. y, aunque yo no estoy de acuerdo por ningun motivo, parece que en méxico la ley solo se defiende cuando se trata de apoyar la delincuencia (los politicos roban, los empresarios evaden impuestos, los narcos se escapan de la carcel, etc) y cuando la ley impide que se combata la delincuencia entonces si todos la quieren seguir el pie de la letra. ¡No! ¡Ya basta! O cumplimos la ley todos, o nadie. Y si para esos criminales, como digo , no hay limites en violencia, por mi que hagan lo que tengan que hacer ocn tal qde acabarlos. Y cuando ya tenga el control quienes deberian de tenerlo siempre, entonces si que se fijen en si es ético o no.