Vacaciones, año nuevo y nieve artificial

Después de dos años sin salir de vacaciones (y hablo de vacaciones en serio, no de fines de semana en la playa, como ya se me había hecho costumbre) el 27 de diciembre del año pasado me fui con 5 amigos a Ruidoso, Nuevo Mexico, a esquiar. Viajamos un día completo sin parar y llegamos el sábado 28 a instalarnos en la cabaña que habíamos rentado hacía algunas semanas. Al siguiente día fuimos a rentar los esquíes y las tablas de snowboard para irnos directo a la montaña y pasar 5 días deslizándonos en las pistas del Ski Apache resort.
Lo que más me gustó de estar allá fue desconectarme. No leí y por ende no contesté ningún correo. Apenas tuvimos tiempo de revisar el Facebook porque en la cabaña no había internet. Me comuniqué con mi mamá solo para avisarle que ya había llegado; la siguiente vez que me metí al whatsapp fue en año nuevo, solo para desearle a varias personas mis mejores deseos. Por el resto del viaje me la pasé platicando con mis amigos, leyendo un libro que me llevé y escuchando música.
Mi amigo Daniel fue el que organizó el viaje, pero aparte de él sólo conocía a Pacheco, otro amigo. A los otros tres participantes no los conocía nada, y a decir verdad tenía un poco de miedo de no encajar con ninguno y tener que aguantarme algunos días sin querer socializar. Pero ese no fue el caso en absoluto. Mario (el que nos prestó la camioneta), Puki y Roger, fueron excelentes elementos para que estas vacaciones fueran muy agradables. Mario en primer lugar manejó más de 12 horas (nos tardamos 6 horas en cruzar la frontera, 3 para pasar el puente y 3 para pedir el permiso). Aparte de eso, cocinó casi todas las noches, y las pláticas, ni se diga, no se cayó en todo el viaje y pude platicar unas 3 veces con él a solas; es una persona interesante. Luego está Puki, con quien hice equipo desde el principio: nos tocó irnos en los asientos traseros de la camioneta casi todo el camino de ida, aparte él era el único que esquiaba aparte de mí, los demás agarraron la tabla de snowboard, y por lo tanto, el primero y segundo día fuimos solo él y yo a conocer y bajar las pistas de la montaña. A pesar de ser mas chico que yo, fue con el que más me identifiqué y conviví (ah, aparte la cabaña solo tenía tres cuartos y nos tocó dormir en el mismo, sin joterías, aclaro). Por último conocí a Roger, una enciclopedia deportiva que aparte habla y te da notas polémicas. Otro peladazo. Él, desafortunadamente batalló mucho para agarrale la onda a la tabla de snowboard, y por lo tanto convivimos menos a la hora de esquiar cada día. Pero al llegar al bar del Ski Apache y después de ahí en la cabaña, estuvimos platicando muchísimo, sobre todo de football americano, de la NFL y claro, de anécdotas divertidas de cada uno.
Fue un equipo perfecto. Hicimos mancuerna en muchas cosas y nadie se desafanó del grupo. Todos conocíamos a dos personas antes de llegar a Ruidoso (menos Daniel, que nos conocía a todos) pero para el segundo día de viajar en carretera ya parecía que nos conocíamos desde antes.
Festejamos el cumpleaños de Pacheco en la cabaña, y en un restaurante donde le dieron un shot raro. Pasamos el año nuevo en el casino, donde Mario le enseño a jugar a los dados a Puki, y Keka (Daniel) ganó como 100 dólares en el Black Jack (no somos tan apostadores, es solo por diversión). Pero lo más divertido obviamente fue la esquiada. Aún con la poca nieve que nos tocó en la montaña, y la nieve artificial que más bien es hielo, lo divertido de subir en el lift, bajar por veredas llenas de gente principiante, y caernos, y grabar los saltos en rampas es lo que hizo que el viaje fuera diferente y rompiera la rutina.
Me olvidé de todos los pendientes que tengo, eso es lo que me gustó de irme toda la semana. Incluso un día me metí al jacuzzi y nadie me quiso acompañar, por lo tanto estuve al menos una hora solo, pensando y relajándome. Qué buen inicio de año. Espero que el próximo se vuelva a hacer.
Pronto haré el video del recuerdo de este viaje. Ya lo publicaré aquí cuando lo tenga.
Feliz año 2014.


4 comentarios:

Ricardo Ramirez dijo...

Chido compadrito!!

José María Hdz dijo...

Cheers, mi Richard!

Daniel Salinas Flores dijo...

Jajajajajjaa excelente chemix... No tienes el mismo escrito de los viajes a acapulco y cancun??? O las idas a privatt??? Jajajaja saludos carnal

José María Hdz dijo...

sí carnal, tengo algo de lo de Acapulco, a ver si luego lo posteo man. gracias por leer!