Investigación real, y novelas mentirosas


Hace dos semanas terminé un libro que se llama Crónica de la Eternidad, del francés Christian Duverger. El autor explica detalladamente razones para creer que Bernal Díaz del Castillo, nombrado autor de la obra Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, en realidad no fue su autor original. Explica con muchos argumentos respaldados por documentos, que este personaje no pudo haber escrito tal obra; algunas de estas razones son: menciones de libros que no podía haber leído, discrepancias entre lo dicho en diferentes partes de la obra, suposiciones lógicas (el autor de la Historia Verdadera presume recordar, después de 40 años, el nombre de cada uno de los más de 300 soldados que participaron en la conquista, y aparte recuerda cómo murieron y sus características físicas). En fin el libro está muy interesante, está bien documentado, y el autor explica exactamente como llegó a cada una de sus conclusiones, pasando por los diferentes personajes que participaron en la creación e impresión del documento histórico. Obviamente no solo desacredita a Bernal Díaz del Castillo como autor real de la obra, sino que explica quién fue en realidad quien escribió dicho documento. Esa es la parte más interesante.


La razón por la que menciono todo esto es, en primer lugar, porque recomiendo ampliamente esta lectura. No es un libro largo, ni su lectura pesada. El autor te lleva parte por parte con una secuencia lógica y entretenida, por los varios pasajes de la Historia Verdadera en las que se encuentran las pruebas de sus afirmaciones. No aburre, no cansa y es muy pero muy interesante. Incluso dan ganas de leer la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España. Pero aparte porque quiero poner como ejemplo a este autor, Christian Duverger, como un autor digno de leerse. Este es el tipo de lecturas que se deben realizar cuando se trata de querer aprender temas serios. No se debe de leer una novela (ni siquiera una biografía novelada) cuando se quiere aprender de Historia. Se vale leer ese tipo de libros cuando se quiere conocer superficialmente de algún episodio o algún personaje; cuando el motivo es interesarse en el tema. Mas no para aprender. Para eso se necesitan autores confiables; serios. ¿Cómo saber cuál es confiable, serio, y cuales no? Investigando la trayectoria de estos. Conociendo sus estudios. Y aún así, sabiendo esto, debemos tener cuidado y leer con ojo crítico, pero por lo menos son bases necesarias para tener un mínimo de certeza de que lo que se lee tiene filtros.

El viernes pasado escuché a Francisco Martín Moreno, novelista que usa episodios históricos en sus novelas y que tiene una sección en Imagen informativa. Lo escucho porque habla de pseudohistoria, ya he hablado de él antes, y dice muchas mentiras; esto a mí me preocupa porque tiene mucha audiencia y muchos lectores, y como sus libros son muy amenos y fáciles de leer, llegan a mucha gente y quienes son ingenuos, creen lo que leen en ellos. El viernes pasado dijo otra mentira (como normalmente hace) y quiero dejar claro en esta entrada qué tan fácil es desmentirlo. 

Mencionó que Porfirio Díaz había dejado el país con 85% de analfabetismo (y que era obvio que lo iban a quitar de la presidencia solo por este hecho). Este comentario yo lo interpreto así: en 1910, cuando Porfirio Díaz fue derrocado como presidente de México, en México el 85% de la población era analfabeta; y usa este argumento como prueba de que Porfirio Díaz fue un mal presidente al que no le importaba el país. Si alguien lo entiende de otra manera, que me lo haga saber. 

A esto respondo yo: 

revisando los datos del INEGI, tenemos varias pruebas que contradicen lo que menciona el señor Moreno:

1) En 1910, la población alfabeta en México era el 27.7% 

Esto quiere decir que la población analfabeta era de 72.3% (o sea 12.7% más baja de lo que dice Moreno)

pero aparte de esto hay más información.

2) En Mexico, en el año de 1895, la población alfabeta era de 17.9% (casi 10% menos que cuando Porfirio Díaz dejó la presidencia, o sea que hubo una mejoría). Pero aparte de eso, el numero de habitantes no era el mismo en esos dos años.

En 1895 había 12,632,425 mexicanos, de los cuales el 17.9% era alfabeta; pero en 1910, había  15 millones de mexicanos, de los cuales 27.7% era alfabeta. No solo aumentó el porcentaje sino el numero de personas. 

3) Podemos constatar el numero de estudiantes en 1878 y la misma cifra para 1910; también el numero de escuelas y el numero de bibliotecas. En todos los casos creció. 

En conclusión: 

Porfirio Díaz aumentó de 2.2 millones a 4.2 millones la población alfabeta en México, solo entre 1895 y 1910, porque no sabemos qué porcentaje de la población era alfabeta en 1877 que fue cuando entró Porfirio Díaz a la presidencia (pero estoy seguro que era mucho menor). Pero más importante de todo, para 1895 el analfabetismo era de 82.1% y para 1910 se redujo, por lo tanto, ¿de dónde saca el  Moreno que Porfirio Díaz dejó México con el 85% de analfabetismo? La realidad es que no hay respuesta, o bueno sí hay: de su imaginación y de su mala intención de desinformar. Moreno quiere engañar. Según él lee mucho, pero en cada ocasión comenta datos erróneos, por lo que no creo que se equivoque, sino que, con toda la intención de tergiversar la Historia, miente. 





Pido perdón por empezar con un tema y terminar con otro (conquista de México y Porfiriato), pero se me presentaron tan cerca en tiempo estas dos situaciones que no pude dejar de comentarlos. Ya sé que es la tercera vez que critico a Moreno, pero no pienso dejar de hacerlo mientras siga diciendo tonterías al aire.

6 comentarios:

Sergio de Régules dijo...

Hola Chema. Muy buen argumento en favor de la investigación seria, académica y cuidadosa y contra la interpretación ligera y hasta malintencionada. En el caso de Bernal yo entiendo, de lo que dices que dice Duverger, que debe haber sido un esfuerzo de buena fe por interpretar la conquista, además en una época en que no existía el rigor académico. En cambio Moreno sí parece un comerciante con intenciones políticas ocultas. Creo que los historiadores serios lo detestan. Pero lo que más me gustó no son los ejemplos concretos, sino la idea general que expones, o sea -a fin de cuentas-, cómo saber que la información es confiable (ya deja tú cierta). No me pareció mal que cambiaras de tema porque en realidad no cambiaste de tema, sólo de ejemplo. Además, esto es un ensayo y el género del ensayo te permite todas las digresiones que quieras (lee al papá del género, Michel de Montaigne).

cy dijo...

¡Hola Chema!

Regreso a estos lares a dejar un saludo y mira que me encuentro con uno de los temas que son mi talón de Aquiles: la historia colonial. El trabajo de Duverger ha sido un éxito comercial porque a todos nos mueve el tapete el asunto de 'desmentir' la historia. Cierto es que la labor del historiador es aportar nuevas interpretaciones a las fuentes y ofrecer otra visión del pasado, sin embargo el trabajo de Duverger es un buen ejemplo de como las fuentes por más antiguas y amarillentas que sean si no son bien tratadas pueden dar por resultado conclusiones tan arriesgadas y poco verosímiles. ¿Por qué lo digo? Porque su libro está lleno de imprecisiones, anacronismos y premisas que no son historiográficamente bien fundamentadas. Cuando supe del libro a principios de año lo primero que hice fue darle una hojeada y después buscar a un maestro que me dio clases en la universidad y que durante años ha impartido seminarios de historia colonial en la UNAM para preguntarle su opinión al respecto de lo que ya comenté al principio y coincidimos en cada punto. También me dijo que pese a que es un trabajo muy desafortunado académicamente la valía que tiene es que ha hecho que se revise de nuevo este episodio de la historia de México y que de una manera u otra acerque a las personas a la lectura de las crónicas y testimonios de la conquista. La neta me extrañó mucho que 1.- Duverger perdiera el rigor académico y 2.- Taurus lo editara. Aunque bueno, quizá lo último tiene que ver con estrategia comercial. Te recomiendo que le eches un vistazo a la edición de abril de este año de la revista Nexos (la encuentras en línea http://www.nexos.com.mx/?mes=4&anio=2013&search=go&P=numanteriores&PAGE=1) donde personas mucho más preparadas que yo exponen las razones por las que "Crónica de la eternidad" es un trabajo débil y de poco fiar.
Por lo de Martín Moreno... bueno, ni hablar... todos sabemos que ni es historiador ni es novelista, solo farandulería y morbo bajo nombres de personajes históricos.

¡Saludos!

José María Hdz dijo...

Sergio y Cy, no se con quien empezar. Gracias por pasar por aquí y leer.
Sergio: El libro de Duverger (aunque ya con lo que escribió Cy tendré que revisar bien, para no caer en lo mismo que critico) habla no acerca de lo que Bernal Diaz del Castillo escribió, sino de la falsedad de su autoría. Según Duverger, Bernal Díaz del castillo no escribió la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España. Pero sí, efectivamente mi punto era comparar a dos autores, uno que escribe una investigación, y por lo menos argumenta tener las fuentes y haber consultado esas fuentes, y el otro que escribe novelas y se da muchas libertades. Ahora con lo que me dice CY, pues ya me bajó del pedestal a Duverger, tendré que leer la replica.

Cy, muuuuuchas gracias por pasar y hacerme saber esto que escribes. Yo la verdad lo primero que hice después de leer a Duverger fue comprame el libro de la Historia Verdadera; no lo he leído todavía, tenía más libros en lista de espera, pero lo primero que quise hacer fue leer lo que comenta Duverger. Su libro en verdad me fascinó, siempre me ha gustado la Historia de México, y sobre todo la época colonial y la Conquista. Y la conclusión de Duverger de darle a Hernán Cortes la autoría de la Historia Verdadera, y las razones que da para creer eso me parecieron muy verosímiles. Ahora tendré que leer lo que me pasaste.
Ya me había pasado una vez, con un libro que se llama Legado de Cenizas, sobre la historia de la CIA. El autor tenía varios premios y muy buen curriculum, pero luego lei la replica a ese libro, y me dejó pensando. Por eso en esta entrada escribí que aunque el autor tenga credenciales siempre hay que leer con ojo crítico... incluso con Carl Sagan me he puesto "picky.
Ahora a veces tenemos que hacer nuestro propio juicio y creer o no creer lo que se dice, sobre todo con libros de ciencia, cuando no podemos recrear los experimentos o las encuestas o lo que sea que pongan de prueba, pero pues asi es como vamos haciendo nuestros propios "piensos", jeje.

Muchas gracias y saludos a los dos. (Sergio te iba a decir que cuando te viera, si no tenías el libro de Duverger te lo iba a regalar, pero ahora esperaré, jajajjaa).

Cy hace mucho que no escribes en tu blog. Se te extraña!! Un abrazo.

José María Hdz dijo...

Hola otra vez Cy, Escribí el comentario anterior antes de leer lo que me pasaste. Después de haberlo leído, tengo que, por primera vez creo, estar en desacuerdo contigo. No me convencen los críticos de Duverger. Después de haber leído su libro el da respuesta a todas las dudas que le imponen sus críticos, Incluso leí la entrevista que le hicieron a Duverger y contestó todas las dudas que le pidieron que aclarara. Como dije en el comentario pasado, aquí cabe lo de creer o no creer en el autor. Yo después de leer Crónica de la Eternidad, aunque tuve algunas dudas que quisiera que me aclararan, pesó más la cantidad de pruebas que muestra el autor para demostrar que Bernal Díaz del Castillo no existió sino hasta después de La Conquista.
Y bueno, uno de los autores de los artículos menciona esto: "Crónica de la eternidad postula inverosímilmente que el autor de la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España no es el canónico y venerado Bernal, sino su antípoda y capitán, el de por sí enorme e intolerable Hernán Cortés."
Esa manera de referirse a Hernán Cortes me hace pensar que no tolera la idea de que pueda ser él el autor de la Historia Verdadera. Y otra cosa, usan mucho palabras para desprestigiar el libro de Duverger, pero las pruebas son muy inestables, te digo, le recriminan tomar posturas que Duverger claramente explica en su libro. Pero bueno, muchas gracias por pasarme esos links, son muy interesantes. Ahora como ya son las 2 am, me voy a dormir.

Saludos!!!

Seris Montero dijo...

Y cómo sabes que los datos del INEGI son reales Chema? No puedes interpretar ni mucho menos generar un argumento basado en datos de esta índole estadística. Conozco el trabajo de Moreno, y no lo voy a defender ante lo que dices, pero tampoco, leyendo tus argumentos, puedo creer lo que piensas. La historia tiene muchos recovecos y desafortunadamente la historia es escrita por los vencedores o por los que más hablan. Hay muchos autores que desmienten o que hacen investigación seria acerca de la historia como por ejemplo Paco Ignacio Taibo II y aun así es muy criticado. Otros autores que te recomiendo son Humberto Eco y Arturo Perez-Reverte. Estos últimos, excelentes autores de novelas históricas "desmitificadoras".

José María Hdz dijo...

Seris, cómo que cómo puedo creer en el INEGI?? "La historia es escrita por los vencedores" el INEGI no es Historia. Si no vamos a creer en ninguna fuente entonces ningún argumento de ningún escritor es válido. Si no le crees al INEGI estás en todo tu derecho, pero ¿qué prueba tienes entonces? Yo muestro datos, si no los quieres creer, no pasa nada, pero si solo los vas a desechar con la pregunta ¿cómo sabes? creo que no tiene mucho valor.
Pero aparte, si la historia la escriben los vencedores y Porfirio Díaz fue vencido... mmmmm ¿por qué el INEGI tendría que ser motivo de duda? Pero está bien como te digo, no tienes que creerme a mí, ni al INEGI, pero si creo que deberías de justificar con datos que desaprueben al INEGI.
Yo no estoy en contra de que desmietan la Historia oficial, Seris, solo estoy en contra de creerle a cualquiera. Si dices que Paco Ignacio Taibo II o Humberto Eco o Arturo Perez-Reverte son serios, pues qué bueno, yo solo digo que Francisco Martin Moreno no lo es. No es historiador y no escribe Historia, escribe novelas. Si te gustan sus novelas, pues qué bueno, pero no son libros que puedas consultar para aprender sobre Historia.
Te dejo el link de otra entrada en este blog donde cito a una historiadora de las de verdad, que aclara algunos errores de Moreno en uno de sus libros; si el señor Moreno dice que es verdad se debería de defender, pero no lo hizo, ¿por qué? Porque miente.

http://midevezencuando.blogspot.mx/2010/11/respaldando-lo-que-escribi.html

Saludos Seris, gracias por leer.